Foto de Gunther Ketterer

BMW M135 2013, digno de ser un Serie 1 tipo M

BMW ha querido fabricar vehículos con el etiquetado M Performance, entre los que destaca el Serie 1 M135i, quien sin ser tipo M, es casi tan rápido como aquellos.
BMW M135i 2013
BMW M135i 2013

El BMW Serie 1 M comenzará a producirse pronto, aunque tendrá un sucesor, el M135i, modelo que viene a ser el más poderoso de la segunda generación conocida como “Serie 1”. Si bien hasta el momento no se sabe llegará a Estados Unidos, un buen indicio es el saber que está basado en el modelo de tres y cinco puertas hatchback, por lo que es probable llegue.

Tras una comparación del M135i con el espíritu de lo que será el Serie 1 M coupe, nos damos cuenta que hay diferencias entre los dos, aunque no demasiadas. BMW no ha querido considerar a este modelo un verdadero tipo “M”, ya que para ellos forma parte de la línea “M Performance” lanzada recientemente que ha causado muy buena impresión en Europa con motores tri-turbo diesel. Se espera que esta nueva edición de vehículos alcance hasta la Serie 3.

BMW M135i 2013

El hecho de que estemos frente a un coche M Performance, y no uno de la Serie M, indica que es un modelo que está preparado para el alto rendimiento, pero no en todas sus facetas – aunque si añade muchas configuraciones al modelo en cuestión. Un ejemplo de la versatilidad que gana el Serie 1 en comento es que ahora se puede escoger transmisión manual de seis velocidades o automática de ocho (versus el modelo antiguo que sólo tenía transmisión manual). Se espera que a final de año se incorpore además un sistema de tracción en las cuatro ruedas e incluso cinco puertas.

El M135i pesa 154 libras menos que el 1M que conoceremos más adelante, ello intentando economizar un poco combustible y añadir más performance. El motor que se incluyó en esta edición es uno de 3.0 litros, seis cilindros turbinado, el que es capaz de generar 315HP y un torque máximo de 332 libras, disponibles desde las 1.300 Rpm.

BMW M135i 2013

Conforme los datos entregados por el propio BMW, este modelo debería tardar en llegar a las 62mph apenas 4.9 segundos con cambios automáticos, mientras que lo alcanzaría en 5.1 segundos con una transmisión manual. Hay que recordar que los datos entregados por el fabricante alemán siempre son conservadores, pues en las pruebas del Serie 1 M nos dimos cuenta que se llegaba a las 60mph en 4.5 segundos y no en los 4.7 segundos señalados por el fabricante.

El único punto negro que encontramos en esta excelente edición M Performance está en que la excelente dirección hidráulica da un paso al lado a favor del sistema electromecánico del que tenemos algunas reticencias, pues no funcionó del todo bien en modelo grandes de BMW, aunque sí lo hace en el BMW 335i.

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.