Mercedes Benz hasta el momento ha debido retirar 85 mil automóviles en Estados Unidos por un grave defecto en el sistema de dirección hidráulico, el que tiene una fuga que hace perder el control de las Clases C y E.

Mercedes Benz Clase C 2010
Mercedes Benz Clase C 2010

La NHTSA o Administración de Seguridad en las Carreteras, anunció en su sitio web que los modelos de la Clase C 2010 presentaban problemas mecánicos al igual que las versiones 2010 y 2011 del Clase E, incluyendo unidades descapotables, según el propio informe enviado por el reconocido fabricante de vehículos alemán.

El problema que se ha identificado por parte de Mercedes está en la posible pérdida de fluido hidráulico en los modelos mencionados, lo que ocasionaría una pérdida de la dirección o al menos un grave problema para el conductor a la hora de controlar el vehículo. Esta falla, reconoció Mercedes, se debe a un defecto de fabricación.

Los problemas en la dirección por la falta de fluido hidráulico son graves y pueden ocasionar una colisión sin tener que mediar condiciones especiales, pues solo se necesita de una curva no muy pronunciada y una velocidad media-alta. Cuando los vehículos se enfrentan a una pérdida de este líquido hidráulico de la dirección de inmediato notará como el volante se vuelve más duro al girar y el auto se moverá algo pesado, en caso de que se experimente este tipo de condiciones hay que detener el vehículo lo antes posible, llamar a la asistencia y tratar de chequear si hay alguna pérdida debajo del auto, aunque puede que la filtración no sea visible a primera vista.

Mercedes Benz declaró que el problema se identifico gracias a la queja de los clientes, quienes experimentaron este tipo de síntomas en sus vehículos mientras conducían, perdiendo control y notando cómo la asistencia hidráulica de la dirección se volvía inoperante poco a poco (según se iba vaciando el líquido que contiene el sistema y mueve a presión conforme los giros del volante). Uno de los sitios en que más se puede verificar si hay o no problemas de dirección, es en espacios reducidos donde se debe maniobrar, por ejemplo al estacionar. Cuando no hay sistema hidráulico, mover el volante se vuelve una tarea titánica.

Aunque por el momento Mercedes ha descrito la reparación y retiro de vehículos como “voluntario”, lo cierto es que la ley obliga al fabricante a repara la falla mecánica que se haya provocado por un defecto de fabricación, y no es simplemente una cuestión voluntaria que pueda o no llevarse a cabo por éste.

Desde ya todos los propietarios de un Mercedes pueden llevar sus vehículos Clase C y E afectado o bajo sospecha de estar afectados para que sean revisados sin costo alguno.

Agregar comentario