El Volkswagen CC 2013 presenta la posibilidad de optar por una transmisión automática DSG o mecánica, pero ¿Cuál es mejor?

Volkswagen CC 2.0T 2013
Volkswagen CC 2.0T 2013

Tras una arremetida de los fabricantes de coches por “imponer” la transmisión automática en sus distintos modelos es que se han escuchado mociones claras por mantener con vida a los modelos con caja de cambios manual, pero ¿Ha tenido éxito la iniciativa? ¿Es realmente mejor luchar por modelos mecánicos? Una muestra de ello la tendremos tras el análisis del Volkswagen CC 2013 con ambas transmisiones a continuación.

No había mejor forma de hacernos una idea sobre lo bueno y malo de contar con una transmisión automática por sobre una mecánica que probar derechamente al Volkswagen CC 2013 con ambas transmisiones. Para hacer la prueba pareja se escogió un propulsor 2.0T de cuatro cilindros (turbo) con una caja mecánica de seis velocidades y otro con una DSG de seis cambios.

Volkswagen CC 2013

En general podemos decir que el modelo VW CC 2013 es una actualización modesta de lo que hemos visto en ediciones anteriores, aunque se cambió con éxito el apartado delantero, mientras que la parte de atrás del auto recuerda bastante al Passat. Parte del paquete novedoso con que sorprende Volkswagen cuenta con faros bi-xenón, luces traseras LED, colores nuevos para la carrocería, llantas renovadas y asientos traseros completamente modificados.

El modelo probado era un Volkswagen CC con equipamiento “Sport”, el que puede ser obtenido por $31,430 y que incluye entre sus características audio premium con cambiador de seis discos compactos, controles con pantalla táctil, interface multimedia con cable para iPod, control crucero y asientos de cuero con control electrónico de posición.
Los cambios del modelo CC automático, respecto del anterior, no son mucho al contar con llantas de 18” de aluminio, interior de aluminio cepillado oscuro, luz ambiental, sunroof y otras cosas por $36,175.

Propulsores del VW CC 2013

Los motores disponibles para este modelo en el 2013 son los mismos que apreciamos en ediciones anteriores, aunque tanto el modelo con caja mecánica como con sistema DSG automático se ofrecen sólo con el motor 2.0T de 200 caballos de fuerza y 207 libras de torque. El único propulsor que mejora estas prestaciones es un 3.6L VR6 de 280HP y 265 libras de torque, aunque emparentado con una caja de cambios DSG obligatoriamente por $38,550.

Volkswagen CC 2013

Cambios según la transmisión escogida

Cuando se probaron ambas configuraciones mecánicas en el Volkswagen CC 2013, los resultados en pista fueron prácticamente idénticos ¿Entonces, qué hacemos?
La aceleración de 0 a 62MPH tardo 6,5 segundos en el modelo automático, siendo superado apenas por el modelo mecánico – mismo caso que en el sprint de cuarto de milla, aunque ahí el automático consiguió una mejora de 0,2 segundos por sobre el mecánico.

Por otra parte, el nivel de velocidad al que se llega con el modelo automático es apenas superior al del mecánico en la prueba anterior, pues el sistema DSG permitió alcanzar 95MPH versus las 94MPH del mecánico.

Volkswagen CC 2013

Más allá de las diferencias obvias entre ambos sistemas de transmisión, puede que las ventajas de uno por sobre el otro estén en el peso que tiene un sistema versus el otro. El cambio automático significa un peso de 3461 libras, justo 110 libras más que el VW CC 2013 con transmisión mecánica, lo que tiene relevancia en el tiempo que tardamos en pasar de 30 a 50 MPH y de 50 a 70 MPH.

Cuando se aconsejó tener en cuenta un modelo de cambio manual por sobre las versiones automáticas, siempre se argumentó era trascendente a la hora de economizar combustible, mas ahora con el nuevo DSG estas diferencias son prácticamente nulas.

Agregar comentario