Aston Martin

La vida pasa y pasa, aunque muchos digan que se avanza de año tras año con un suspiro, otros están seguros de lo que viven y sienten el paso del tiempo como si fuera eterno, así le pasa hoy por hoy a Aston Martin, quien recién puede ver con mejores ojos lo que se viene para el año 2010, intentado echar al olvido el 2009 pues fue de lo peor que ha vivido en bastante tiempo.

De acuerdo a las informaciones recopiladas, el mayor de los inversionistas ha sufrido una crisis con su propio patrimonio, a esto se le debe sumar la crisis mundial y la mala experiencia de cierto modelo conceptual que era bello, pero que no provoco interés en nadie.

Sin duda que la ley de libre mercado es cruel, aunque a veces es muy beneficiosa, ya lo sabrán los fabricantes como Aston Martin o su inversionista mayoritario, Investment Dar, quienes lamentablemente han pasado por una crisis complicadísima, la que se agrava por no poder refinanciar la deuda de 1000 millones de dólares, no haber presentado el balance del año 2009 a la fecha y tener congelado los activos, entre otras cosas.

Por otra parte, Aston Martin tuvo la ocurrencia de crear para el Salón de Ginebra este año 2009, un coche Suv que se llamaba Lagonda, el que ciertamente podía decir a su favor pocas cosas, dentro de las cuales el concepto de “innovador” y “diferente” son las que más sonaban entre una audiencia que no se termino por encantar con el coche lamentablemente. Aún se desconoce cómo harán para reformular todo un concepto presentado, pero lo que es seguro hasta ahora es que de ninguna forma se descongelará el Lagonda de la hibernación perpetua a la que la ha sometido su presidente.

Con todo, Investment Dar, inversionista mayoritario de Aston Martin (dueño del 51%), aún no decide qué hacer ciertamente, lo que es quizás influenciado por el excelente catálogo de vehículos que tiene preparado el fabricante inglés para el año 2010 y por la necesidad de ver reforzada las inversiones de cara a la salida de la crisis mundial por la que ahora se está comenzando a vivir. Con todo, muchos se preguntan a conciencia si los dueños mayoritarios de los ingleses están generando expectativa para luego venderla más cara de lo que la compraron, o definitivamente si se desprenderán de otras empresas para conservar Aston Martin. Sea como sea hay que esperar y ver cómo se manifiesta el “Rapide”, modelo deportivo de cuatro puertas que saldría al comercio en el tercer trimestre del próximo año 2010.

Ciertamente dolería muchísimo ver cómo un fabricante que hace milagros automotrices desde 1914, se derrumba producto de una falla en el manejo de las finanzas de su accionista mayoritario y por una crisis económica mundial que aún no termina por golpear al mundo entero, la que ya ha tenido replicas más pequeñas en distintas bolsas, como la de Dubái, por ello habrá que esperar y ver qué pasa de cara al próximo año, específicamente por los meses de Febrero y Marzo del 2010.

Agregar comentario