Forza Motorsport 4 ha cambiado en muchas cosas, pero sigue estando a la sombra de GT5 en cuanto a la simulación dentro de la cabina.

Forza Motorsport 4
Forza Motorsport 4

Forza Motorsport nunca se caracterizo por batir realmente la realidad con que Gran Turismo conquistó a los usuarios de PlayStation en su momento, sin embargo, en esta nueva edición las cosas han cambiado bastante y podemos decir que la franquicia pensada para la plataforma de juego de Microsoft se consolidó definitivamente.

En esta nueva versión no hay nada que sea radicalmente diferente a lo visto en las versiones 1 a la 3 del título, pero ciertamente estamos ante un trabajo mucho más sólido en términos gráficos y de realismo. Ahora hallamos una modalidad individual, un menú más accesible para los modos carrera, autovista, comunidad, free play y el marketplace.

En el modo carrera los jugadores escogen sobre distintos eventos para competir dentro de un World Tour que se batirá contra el ordenador. Dentro de este mismo modo es donde se puede administrar los automóviles que se compran, las mejoras de los mismos y otras cosas.

La modalidad “Free Play” es igual, si se entra a “carrera rápida” nos encontramos con la elección del automóvil que usaremos y la pista para hacer un spin individual, un “hot lap” o quizá competir con nuestros amigos en pantalla dividida.

En el modo “Comunidad” nos vamos a jugar en línea inmediatamente, donde también se puede participar de una casa de subasta donde poner los autos a la venta o a subasta a cambio de créditos dentro del juego. En Forza 4 los desarrolladores han añadido dos nuevas comunidades online.

Una de las novedades exclusivas de este título está en que se puede ver cada uno de los vehículos en completo detalle dentro del modo “Autovista”, donde el detalle es extremo en cada píxel.

Si bien podemos decir hay cambios más que interesantes, en Forza Motorsport 4 nos vemos envuelto en una modalidad de juego muy parecida a la tercera edición de la saga, lo que gusta bastante si se compara con el complicado GT5, quien siempre va un paso adelante por el realismo que aporta, aunque no por mucho más. FMS 4 sigue siendo más fácil de jugar que GT5, aunque en esta oportunidad es algo más competitivo que antes.

Lo que se debe destacar en esta oportunidad es el cambio notable que ha habido en la física gracias al motor gráfico utilizado, donde los automóviles lucen más reales que nunca y se mejora lo visto en FMS 3.

Agregar comentario