El Toyota Camry 2012 SE se anota como una versión un poco menos respetuosa del asfalto versus la generación anterior, pero no demasiado.

Toyota Camry SE 2012
Toyota Camry SE 2012

Cuando se va a analizar cualquier aspecto del Toyota Camry hay que tener en cuenta es el automóvil más vendido en América durante los últimos 13 ó 14 años, y por lo que estamos viendo puede que el año que siga sea el décimo año consecutivo en que lo logre. El Toyota Camry 2012 podrá ser visto en los escaparates en el mes de octubre del presente 2011.

Nueva selección llena de novedades

Esta es nada menos que la séptima generación del Toyota Camry, por tanto como era de esperarse nos encontraríamos con la palabra “todo nuevo” en la publicidad para marcar la diferencia con las generaciones anteriores, por lo que queremos aclarar hay cambios, pero no radicales.

Las dimensiones de la carrocería son las mismas que antes, y lo mismo podríamos decir del motor que se ha escogido, cual es un V6 de 3.5 litros y 24 válvulas que es capaz de producir 268 caballos de potencia y 248 libras de pie de torque. Los únicos cambios que se pueden ver en este apartado (selectivos) son el refuerzo en la economía de combustible, una baja en la viscosidad del aceite del motor, una temperatura del aceite de la caja de cambios que permite un funcionamiento más rápido, entre otros detallitos.

Según EPA la ganancia de economía de combustible es de 1mpg en ciudad y carretera, por lo que ahora los dueños del Camry 2012 SE V6 deberían tener 21mpg en ciudad y 30mpg en carretera.

Conforme lo expresado anteriormente tenemos que resumir, los cambios hechos en el Toyota Camry son más estéticos que de otro tipo, aunque las modificaciones dignas de elogiarse están en el interior más que en el exterior. Sin que cambien las dimensiones del modelo, el fabricante se las ha arreglado para modificar el ordenamiento del interior y dejar más espacio a los ocupantes traseros ¿Interesante no?

Algunos de los cambios claves han sido mover los rieles de los asientos delanteros, el pedal del acelerador, mientras que los respaldos delanteros han sido “socavados” para permitir más espacio en las piernas a los pasajeros traseros, con lo que se ha ganado cerca de 1.8 pulgadas.

Potencia, nada nuevo que mostrar

Para quienes estén enamorados de los vehículos de buen rendimiento sobre el asfalto, los 268 caballos de potencia no desilusionan a nadie, pero tampoco cambia mucho lo que se vio en la generación anterior. El modelo 2012 que se probó correspondía al tipo “SE” el que se supone es más deportivo que el común y general de los Camry, pero nuevamente la suspensión fue la que no terminó de convencer.

El nivel de subviraje no es bueno, tampoco el balanceo que se aprecia en las curvas, por lo que lo único que se puede resaltar es la asistencia eléctrica a la conducción, la que no es deportiva para nada pero gusta. La aceleración de 0-100 Km es respetable, ya que lo consigue en 5.8 segundos, mientras que el cuarto de milla lo hace en el 14.3 segundos.

Agregar comentario