Alcanza una velocidad de 440 kilómetros por hora

Koenigsegg One:1

La velocidad y los autos son temas que están siempre estrechamente ligados, y con el paso de los años y la tecnología los autos son cada vez más veloces y llegan literalmente a correr como un rayo. Este es el caso del Koenigsegg One: 1 el coche más veloz del planeta, llegando a una increíble velocidad de 440 kilómetros por hora

El Koenigsegg One:1 es la nueva estrella de la pequeña fábrica sueca “Koenigsegg Automotive” creada por Christian von Koenigsegg, valgan las redundancias. Esta empresa se dedica a la fabricación de coches homologados, ya en el 2005 obtuvo el título del “automóvil más rápido del mundo” con su modelo Koenigsegg CCR, alcanzando 388 km/h, récord que lo metió al libro de Guiness.

“En el 2006 Bugatti Veyron se convirtió en el coche más veloz del planeta llegando 415 km/h”

Después de casi 8 años Koenigsegg regresa al podio y vuelve a colocarse el pomposo título de tener el “automóvil más rápido del mundo” . El Koenigsegg One:1 alcanza los 440 km/h y en el último registro realizado por Super Sport superó los 431 km/h

El Koenigsegg One:1 fue presentado en la última edición del Salón de Ginebra, se trata de un biplaza de 4,5 metros de largo (un peso de 1.360 kilos) con un poderoso motor 5.0 V8 biturbo, cambio de siete velocidades y va de 0 a 400 km/h en tan solo 20 segundos. Su creador ya anunció que sólo se fabricarán 6 unidades, las cuales ya están vendidas, pero no reveló el precio pero sospechamos que debe ser tan grande como su velocidad.

La historia de Koenigsegg

Koenigsegg es una pequeña fábrica automotriz sueca propiedad de Christian von Koenigsegg, un muy tenaz sueco de 44 años que vive obsesionado con la velocidad. A los 19 años ya soñaba con lograr construir el coche más rápido de la tierra, estudiaba Económicas en la ciudad Bruselas y a la par fundó una compañía para vender pescado, con los frutos de esa compañía creo Koenigsegg Automotive.

En 1993 ( a los 23 años de Christian von Koenigsegg) construyó el primer prototipo y ya para el 2000 lanzaba el CC8S, el primer coche en serie de su compañía. La fabricación de sus coches es casi artesanal y bastante personalizada, las piezas son creadas por la propia compañía y logrado vender más de 100 coches hasta la fecha.

Hoy 21 años despues Christian von Koenigsegg vuelve (ya lo había logrado momentáneamente en el 2005) a cumplir su sueño de ser el creador del automóvil más rápido del mundo.

Agregar comentario