Ford ha decidido terminar a finales del 2010 con Mercury, de manera que sea posible la renovación completa de Lincoln con nuevos modelos o la actualización de los existentes

Mark Fields, presidente de Ford en América, ha dicho que descontinuará Mercury luego de 71 años de trayectoria a finales del presente año 2010.

La descontinuación de Mercury por parte de Ford no es casualidad, la razón se debe al mal nivel de ventas que han tenido y la intención sería de darle mayor autonomía a Lincoln, quien vería renovada su flota de vehículos a lo largo de los próximos cuatro años o inclusive fabricarían seis modelos nuevos.

Derrick Kuzak, jefe de Desarrollo de Proyectos en Ford, ha dicho que dentro de los planes para Lincoln, se tiene prevista la fabricación de un auto compacto que utilizaría la misma plataforma del Ford Focus 2011, pero que estaría diseñado y construida en exclusiva para Lincoln.

Hasta ahora había unos 1.712 distribuidores en Estados Unidos que vendían modelos Mercury, de los cuales 511 eran franquicias de Ford, 276 combinaban la venta de modelos Lincoln y 925 vendían Ford y Lincoln en conjunto. Los distribuidores que vendían modelos Mercury y Lincoln, ya han comunicado que no pueden continuar sólo vendiendo vehículos Lincoln, razón por la cual Ford ha dicho estarán atentos a proporcionar ayuda que consolide su oferta con una tienda Ford.

Mark Fields señaló que está en conocimiento de algunos mercados en que es posible tener franquicias exclusivas para Lincoln, sin la necesidad de combinar otra como apoyo.

Lo que sucederá ahora

En los próximos días, los distribuidores de Lincoln recibirán noticias de Ford respecto del plan de compensación por la puesta en marcha de la transición que se llevará a efecto por la marca del óvalo azul este año.

La razón del cierre de Mercury como línea independiente, se debe a que Ford está comenzando a crecer nuevamente en sus acciones y muchos de los usuarios que compraban modelos Mercury se han comprado autos Ford últimamente, lo que significó un recorte importante para la marca que se decidió sacrificar.

Para muchos de los representantes de los distribuidores a los largo de Estados Unidos, como Bob Tasca Jr, y Ed Tonkin –presidente de la Asociación Nacional de Distribuidores de Automóviles, es una día triste y obedece a una decisión emocional que afectará a muchos distribuidores.

El presidente de la compañía –Ford- no ha revelado cuál es el costo de desmantelar Mercury, sin embargo, se limitó a señalar que la situación comercial de la empresa hoy en día permite hacer este movimiento ahora mismo. En el segundo trimestre del 2010, Ford consiguió una ganancia neta de $2.1 billones.

Buenas noticias para el futuro

Peter Gervais, Administrador General de Gervais Linconls-Mercury en Lowell reconoce que la medida es positiva en lo sucesivo y que puede significar beneficios para todos.

Las opiniones de la mayoría de los distribuidores es concordante, la forma en que Ford ha propuesto mejorar Lincoln al quitar del camino a Mercury es prometedora, ya que hace factible la idea de poseer una marca de lujo que realmente puede competir con otras marcas europeas de igual a igual en un segmento igual o superior al actual.

Hasta ahora la sensación que queda es que tanto Mercury como Lincoln son dos líneas de producción que compiten en un mismo segmento, con modelos bien realizados y apuntando a segmentos de mercado similares en gran parte de sus vehículos, por esta razón es mejor combinar los esfuerzos sólo en una marca y aumentar la disposición de modelos, de forma que pueda llegar a más segmentos con una mayor cantidad de recursos en el desarrollo y tecnología a implementada.

Agregar comentario