Foto de Gunther Ketterer

Dodge Viper SRT10: Una nueva versión del musculoso americano para el 2010

Dodge Viper SRT10

Resultó penoso para muchos saber que se dejaría de fabricar por un tiempo el mítico Dodge Viper, sin embargo, la fecha con la cual se ha marcado su entrada aún no comienza, pues cuando lo haga no se sabrá más del mismo hasta el 2012, momento en el que según algunos hay muchas cosas en juego. De cualquier forma, los fabricantes del Viper han querido dejar para el recuerdo una versión especial del SRT10, versión retocada del original que permite salirse un poco de la dieta de caballos de potencia nominales y desbocarse como sólo lo sabe hacer el Viper.

Para muchos no se trata de un vehículo de calle, sino más bien uno de carreras puro y duro que ha sido homologado, y esa es más bien la postura que nosotros podríamos adoptar, pues resulta cierto lo que dicen, sin embargo se han empeñado en darle un aspecto visual aún más llamativo de lo que ya lo era y por eso se integran dos nuevos colores -naranja y plata– los que marcan un cambio importante en el impacto que provoca este carro.

No sólo se pueden ver cambios estéticos, sino que muy lejos de ser lo único también hay variaciones externas que afectan la performance del musculoso coche americano, por ejemplo el cambio de alerón trasero, que ahora es más largo y mejor formulado como para mantener la aerodinámica del vehículo ante tanta capacidad de potencia de la que se dispone. Junto con lo anterior, se le dota de una nueva palanca de cambios, se acortan las marchas en pos de mejorar la aceleración y el V10 de 600 caballos se vive y siente de mejor forma que nunca.

Para quienes no lo sepan, el Viper es un modelo deportivo propio del grupo Chrysler a cargo de Dodge, quienes han montado en una carrocería muy atractiva un motor de diez cilindros para un coche que apenas lleva dos asientos, por lo que es un callejero por excelencia con alma de coche de carreras, aunque su destino fatal es sólo circular por las calles completamente limitado de exponer y liberar toda la fuerza bruta que a ratos lo hace inmanejable. Todo comenzó en el año 1992, cuando precisamente Mack Assembly comienza con este proyecto sin pensar en las consecuencias y en la leyenda que crearía en quienes elevan al coche como un “mítico del asfalto”.

Originalmente este modelo fue concebido como “en los viejos tiempos”, cuando uno tenía que hacer un coche para competir con el rival y vencerlo, más que para conquistar a la audiencia, y es que antes se respiraba la desidia entre los fabricantes y también entre quienes decían tener el motor más grande. No obstante lo anterior, a pesar de que en el año 1995 no había una conciencia de ese tipo, aún el Viper seguía incentivándola, por ello apareció en varias películas y videojuegos a los largo de toda su historia.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.