A un año de la llegada del Fiat 500 a Estados Unidos, la marca italiana anuncia la llegada de la versión potenciada, el Abarth 500 2012.

Fiat 500 Abarth 2012
Fiat 500 Abarth 2012

A un año exacto del LA Auto Show anterior, donde Fiat anunció la llegada a los Estados Unidos del modelo 500 con características especiales, desde entonces los italianos han añadido productos como el 500C (modelo convertible), aunque sus ventas no llegaron a ser lo que se creyó. Producto de lo anterior es que los responsables de la marca han querido apostar por un modelo más “cargado”, por lo que introducen una variante turbinada, el Fiat 500 Abarth 2012.

Quienes no estén familiarizados con este modelo, deben saber no es un producto nuevo de los italianos ya que fue presentado formalmente el 2008 en Europa, siendo un modelo digno de cualquier amante de la velocidad y la conducción deportiva. El modelo europeo cuenta con 133 caballos de fuerza en la versión básica, mientras que en preparaciones más rebuscadas desarrolla 177 HP (modelo SS).

En Estados Unidos se puede encontrar un modelo con motor 1.4 litros, turbinado y con 160 HP, aunque aquí tiene el sistema MultiAir y en Europa no, pero el torque sigue siendo de 170 libras y está disponible desde las 2.500 Rpm. Lo malo de este modelo deportivo está en que se optó por montar una caja de cinco velocidades en vez de una de sexta, pero bueno eso obedece al abaratamiento de costos.

Fiat 500 Abarth 2012

Para el mercado europeo “Abarth” se considera una marca independiente de la convencional Fiat, pues posee una serie de productos especialmente desarrollados para estas versiones deportivas, como lo sería la suspensión, por mencionar algo.

Los muelles delanteros son un 40% más rígido que los que tiene el Fiat 500 convencional, mientras que los traseros son un 20% más rígido. Los amortiguadores “KONI” son 0,6 pulgadas más bajos que en el Fiat 500 y tienen una inclinación negativa.

Como era de esperarse la carrocería del modelo es abiertamente deportiva, cuenta con un difusor trasero renovado y un kit para el paragolpes delantero y trasero que no deja indiferente a nadie. Algunos de los elementos exclusivos son el utilizar pinzas de freno rojas, cubiertas para los espejos y la típica firma de Abarth que es un escorpión.

Agregar comentario