El nuevo Lincoln MKS 2013 no es una mejora del modelo anterior, sino más bien una renovación completa de todo el concepto.

Lincoln MKS 2013
Lincoln MKS 2013

Llámenlo revisión o arreglo del modelo MKS actual, lo cierto es que la versión desarrollada para el 2013 es bastante interesante en muchos aspectos. Lo que debemos aclarar de entrada es que no se trata de un “remake” de la línea clásica de Ford, aunque sí hay ciertos cortes que llaman la atención y evocan a lo antiguo.

Esta plataforma es la evolución de la utilizada en el Volvo S80 al Ford 500, así como también del Mercury Montego al Ford Taurus actual, cuales son sedanes de gran tamaño y crossovers que llaman mucho la atención gracias al estilo con que han sido diseñados.

Los cambios son interesantes, aunque un tanto radicales, por lo que tenemos que detenernos un poco en ello. La parrilla corporativa ha sido rediseñada, donde ahora se observan varios listones cromados y unas luces pequeñas que no parecen ser menos potentes que en otros modelos. Parte de los cambios introducidos en el Lincoln MKS 2013 se aprecian en las ruedas de 19 y 20 pulgadas, las que son atractivas pero no necesariamente lindas.

En lo que respecta al interior hay buenas noticias, pues se instaló el último sistema MyLincoln Touch, el cual utiliza un par de pantallas en el tablero de instrumentos con pads direccionales, una sobre el volante y la otra en la consola central. Como era de esperarse, los botones se reemplazan completamente en esta edición del sistema MyLincoln Touch, por lo que se cuenta con pantallas táctiles y barras de navegación.

Lincoln MKS 2013

Fuerza y potencia renovada

En lo que respecta a los puntos más débiles del vehículo, los ingenieros hicieron hincapié en reforzar el chasis, así como también el incorporar una nueva suspensión “activa” o también conocida como “Continuously Controlled Damping” con tres configuraciones controladas directamente desde el sistema MyLincoln Drive Control Menu.

La modalidad “normal” es idéntica a la que se encuentra en cualquier vehículo del precio, el modo “Comfort” hace que la amortiguación sea mucho más suave y se reduzca el esfuerzo a baja velocidad, mientras que el modo “Sport” hace que la suspensión sea más firme y permite se sienta de mejor forma el asfalto, incrementando además la sensibilidad del acelerador para una transmisión de potencia más agresiva.

En lo relativo al uso del motor, Lincoln sigue implementando lo mejor a su disposición aunque lo ha hecho más eficiente en el uso del combustible. El antiguo modelo de 3.7 litros V6 ha sido reemplazado por la nueva versión del Mustang. La potencia estimada es de 300 caballos de potencia y 275 libras de pie de torque. El propulsor más poderoso alcana los 355 caballos de fuerza (en el modelo 3.5 litros EcoBoost) y tiene un índice de administración de combustible de 17mpg en ciudad y 25mpg en carretera.

Agregar comentario