Toyota Matrix 2009

La empresa Toyota motor Corp. manifestó a los reguladores de seguridad de los Estados Unidos que está considerando la forma de arreglar los cerca de 1.2 millones de autos Corolla y Matrix con riesgo de quedar parados debido a problemas en el sistema electrónico.

En una carta enviada a la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration) con fecha 2 de Marzo del año en curso y publicada en el website de la entidad oficial el miércoles, representantes de Toyota expresaron su deseo de reunirse con los oficiales de la entidad norteamericana con la finalidad de discutir una investigación temprana del problema que genera el parado de los vehículos.

Chris Santucci, gerente de asuntos regulatorios de Toyota, dijo en la misma misiva que “Toyota no cree que los defectos aludidos crean riesgo irrazonable a la seguridad del vehículo automotor”. Así, la discusión sobre el problema de apagado que sufre Toyota con sus propulsores, ocurre en el peor momento para la compañía japonesa, pues ahora es cuando más críticas hay sobre el registro de seguridad de la marca. Solamente este año, Toyota ha tenido que llamar a revisión a 8.5 millones de vehículos, donde la mayoría ha sido puesta en observación por el problema de la aceleración súbita.

Los reguladores de la seguridad en Estados Unidos, así como los miembros de tres comisiones del congreso, han criticado la velocidad con que Toyota ha iniciado la revisión de las quejas presentadas por los clientes sobre temas importantes como la aceleración repentina, además de otras problemáticas asociadas a la seguridad.
La NHTSA, por su parte, ha iniciado una revisión preliminar en el mes de Noviembre sobre el Toyota Corolla y los problemas en el sistema electrónico que provocan queden parados.

Problemas en el modulo de control del motor

Hasta la fecha se han recibido 26 quejas sobre los problemas en el motor y la paralización de los coches Corolla y Matrix, supuestamente provocado por el módulo de control del propulsor. De acuerdo a las estadísticas de los reclamos hechos por conductores, el estancamiento del motor se provoca de forma intempestiva, pues ha ocurrido en carretera o mientras pasan por intersecciones.

Toyota cree que los conductores no deberían tomar estas paradas de motor como una advertencia de fallas en la unidad de control electrónica del motor (ECU), aunque el propio sistema de forma inteligente, paraliza el funcionamiento del coche para evitar daños mayores o inclusive un incendio.

Santucci agregó en la carta que Toyota está interesado en iniciar conversaciones con la agencia involucrada en las pruebas, para discutir esta problemática con las paradas del motor de los Corolla y los Matrix. Los encargados de Toyota piensan que la ECU podría efectivamente presentar fallas por una rotura en la soldadura que une a la unidad o quizás por un corte eléctrico, pero en cualquier de los dos casos, la consecuencia es el apagado del motor sin alarma o falla al comenzar nuevamente el arranque del vehículo.

Hasta hoy, los problemas del apagado del motor en los modelos Toyota Matrix y Corolla, hacen un total de 1.19 millones de unidades, las que abarcan fabricaciones de los años 2005, 2006 y 2007. Junto con la revisión de los Toyota Matrix, ha tenido que hacer lo propio GM con el Pontiac Vive, carro que fue parte de la construcción elaborada por Toyota, por lo que comparte la problemática del pedal del acelerador muy posiblemente, el que fue construido en la planta de Cambridge en Ontario.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 2 (2 votos)