Hyundai Accent 2010
Hyundai Accent 2010 - Económico y de buen rendimiento

Desde que se introdujo al mercado el Hyundai Accent en 1995, no ha dejado de ser admirado por tener las características de un auto económico, de buena construcción, buen rendimiento y de estar al alcance del presupuesto de la mayoría de las personas.

A pesar de estar categorizado dentro de los de tipo subcompactos por su precio, en su versión 2010 los modelos Hyundai Accent sedan y Hyundai Accent hatchback, muestran lo que son capaces de hacer con soltura, sin miedo a la competencia y manteniendo los rangos establecidos por la EPA, de ahí su clasificación grupal. Las ventajas del Accent 2010 no sólo están en la economía y posibilidad de compra, sino en el espacio interior que ofrece en proporción a las características técnicas que ofrece, las que lo convierten en un modelo digno de ser analizado por cualquiera.

Una aceleración y manejo estables convierten al Hyundai Accent en un auto seguro, cuestión que se vuelve a respaldar con la generosa garantía de 5 años ó 60.000 millas, llegando inclusive a encontrarse garantías extendidas que abarcan 10 años ó 100.000 millas de conducción. No hay muchas razones como para no querer comprar un Hyundai Accent 2010, pero si hubiera alguna se debería decir que es el bajo precio de reventa que ofrece, el que a pesar de todo no es un argumento importante como para resistirse a los beneficios de hacerse con uno de estos modelos.

La gran oferta de modelos económicos, sumado a la gran competencia automotriz que comienza a ofrecer incansables incentivos, hacen que el Accent 2010 tenga un mercado complejo, tanto para sus versiones sedán como hatchback.

Quienes buscan información del Hyundai Accent 2010, deberán saber que es un auto para cinco pasajeros de tipo compacto, el que se entrega con tres niveles de equipamiento y acabado, a saber: GS, SE y GLS. La versión GS y SE son las de dos puertas tipo hatchback, mientras que la GLS sólo se comercializa en modelo sedán.

Con una cantidad de 110 caballos de potencia y un propulsor de 1.6 litros de cuatro cilindros, el modelo de origen surcoreano deja tranquilo a sus dueños, sumado ello a una caja de transmisión de cinco velocidades manual o cuatro si es automática. La configuración interior cuenta con decolorado de dos tonos, donde los materiales son de buena calidad a la vista, aunque en algunas partes se evidencia el uso de plástico barato, como en la consola central y de en medio, pero aún así posee todo lo que se necesita en esencia.

Algunas de la características tecnológicas del modelo son airbags de cortina y laterales, configuración para la altura de los cinturones de seguridad, radio AM/FM y algunas otras cosas opcionales como aire acondicionado, apertura automática sin llave, frenos antibloqueo, radio CD y entrada AUX. La versión Hyundai Accent hatchback SE posee llantas de 16 pulgadas y una suspensión deportiva mejorada.

Para todos los que buscan eficiencia y economía, el Hyundai Accent 2010 es una alternativa más que viable. La conducción, el gasto de combustible y los frenos son más que adecuados para quienes desean desplazarse con tranquilidad y no buscan alto rendimiento, aunque en la ciudad se desenvuelve muy bien –con excepción de la carretera- donde se aletarga un poco en las versiones automáticas, por lo que se recomienda la de transmisión manual. En relación al tamaño del vehículo, se puede decir que es un poco más grande que su antecesor, aunque no afecta el uso de combustible afortunadamente.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 3 (2 votos)