Los reguladores de seguridad de Estados Unidos abrieron investigaciones preliminares por denuncias hechas por consumidores sobre vehículos fabricados por Nissan Motor Co., Chrysler LLC y General Motors que afectarían a más de 700.000 autos.

Una investigación preliminar es el primer paso en el proceso conducente al retiro de los vehículos si los reguladores determinan que la seguridad es un problema que debe ser abordado por los fabricantes de autos.

Nissan Altima 2007-08

La National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) dijo que su investigación de un estimado de 440.000 Nissan Altima modelos 2007 y 2008 presentan una posible fuga en el cilindro maestro de los frenos que podría reducir la efectividad de estos.

La NHTSA dijo que también ha recibido 20 quejas de conductores del Nissan Altima, de los cuales 2 de ellos alegan una reducción en la efectividad al frenar mientras que los restantes 18 conductores reportaron como problema solo la iluminación de advertencia de los frenos.

Jeep Wrangler 2007-08

La agencia indicó que también estuvo investigando los Jeep Wrangler de Chrysler modelos 2007 y 2008, que podrían afectar potencialmente a 222.500 vehículos por problemas en la iluminación de la bolsa de aire indicando una falla en el anillo de la bolsa de aire.

El anillo de la bolsa de aire, también llamado clockspring, es un resorte debajo del timón que mantiene la conexión eléctrica con la bolsa de aire en el lado del conductor. Un circuito roto podría significar que la bolsa de aire no infle.

La NHTSA dijo haber recibido 29 quejas de conductores de Jeep. De estas, 23 identificaron el ensamblado del cableado del anillo de la bolsa de aire como el origen del problema, en tanto que los otros 6 solo dijeron que la luz de la bolsa de aire se había iluminado.

De 14 propietarios contactados, 6 dijeron poseer la versión de manejo a la derecha típicamente usados por vehículos del correo.

Saturn Aura 2007

Una tercera investigación involucra al Saturn Aura 2007 de General Motors, pudiendo afectar potencialmente a 65.105 autos por problemas con un cable de cambio de transmisión que podría fallar, causando que el sistema de parqueado no enganche totalmente.

La agencia dijo haber recibido 8 quejas que alegan el fallo del cable de cambio de transmisión, causando que el vehículo ruede despacio, se mueva o acelere con el cambio en posición de parqueo, o que acelere en dirección opuesta a la dirección prevista por el conductor.

La NHTSA no revelo ninguna información relacionada a choques o heridos en conexión a algunos de los problemas reportados.

Los portavoces de las tres empresas mencionadas están cooperando con los fabricantes de autos en las investigaciones.

Agregar comentario