Ford y Chrysler tendrán que retirar algunos de sus modelos tipo VANs y SUVs, por problemas de seguridad y algunas fallas mecánicas.

Mientras Ford ha tenido que retirar cerca de 33.700 unidades del Transit Connect, el Grupo Chrysler se enfrentó a un problema mecánico con sus modelos Suv 2010, los cuales adolecían de un desperfecto que filtraba líquido de freno del auto.

Los problemas del Ford Transit Connect se centran en las unidades fabricadas desde Diciembre del 2008 hasta Mayo del 2009, todas las cuales se comercializaron en Estados Unidos y se están retirando por no cumplir con todos los requisitos de seguridad en su interior -en lo relativo a la protección de la cabeza de los pasajeros y conductor-. La NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), ha dicho que ante cualquier colisión, los pasajeros del vehículo ven incrementada la posibilidad de sufrir algún tipo de daño.

Inmediatamente después de conocida la resolución de la NHTSA, Ford comunicó a todos los concesionarios que dejaran de vender este vehículo hasta que se analizara la protección para la cabeza en el modelo afectado, por lo que se procederá a notificar paulatinamente a los dueños de este modelo que sufre esta falla de seguridad.

Chrysler afronta sus pesadillas esta vez en modelos Jeep Wrangler y Liberty 2010, Dodge Nitro y Ram 2500, los cuales fueron construidos en Estados Unidos con una falla peligrosa que permite filtraciones del líquido de freno del vehículo. En una decisión corporativa, Chrysler optó por detener la venta de todos los modelos fabricados entre Abril y Mayo del presente año, englobando con ello un total de 22.000 autos según lo señala una carta del fabricante a los encargados de la regulación de seguridad en Estados Unidos.

Aunque hasta ahora no ha habido notificación oficial a los propietarios de estos vehículos, se sabe que procederán a comunicar el problema en breve, tanto a concesionarios como a particulares.

Agregar comentario