BMW ha tenido que hacer frente a las quejas que ha recibido la NHTSA en Estados Unidos por una pérdida de potencia repentina en la dirección de los modelos Mini Cooper.

Los Mini Cooper fabricados entre los años 2004 y 2005 han recibido varias quejas (54) por una pérdida notoria e inesperada de fuerza en la dirección, según aseveró en su sitio web la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration). Aproximadamente hay unos 80.000 vehículos identificados con un posible defecto de fabricación en la dirección.

Tom Kowaleski, portavoz de BMW, dijo que la compañía entregará todos los antecedentes que sean necesarios a la agencia gubernamental para que el problema sea resuelto lo antes posible. Lastimosamente BMW ha tenido que lidiar con este tipo de problemas anteriormente con el modelo roadster Z4, el que recibió 107 quejas por parte de usuarios que acusaban una pérdida de potencia en la dirección de forma repentina (igual que ahora con los Mini Cooper). Los modelos afectados en aquel entonces también fueron fabricados entre los años 2003 y 2005, razón por la que la NHTSA abrió un caso en Julio del presente año.

Hasta el momento los dueños de vehículos Mini Cooper han dicho que la pérdida de potencia en la dirección es repentina, y que luego de haber consultado el servicio técnico oficial no hubo respuesta satisfactoria.

Agregar comentario