Los reguladores de seguridad de EE.UU. han abierto una investigación por denuncias realizadas por los consumidores que el Toyota Highlander Hybrid Crossover del 2006 puede pararse durante el viaje.

"Las quejas demuestran una tendencia al aparente aumento, con todos menos un caso recibido durante el año pasado", informó en un comunicado la National Highway Traffic Safety Administration de los Estados Unidos (NHTSA).

No hay lesiones o accidentes relacionados con el tema que se hayan reportado, aseveró la agencia.

NHTSA dijo que cerca de 44.000 híbridos Highlander podrían estar sujetos a investigación por el problema de estancamiento reportado.

Brian Lyons, portavoz de Toyota Motor Co., dijo: "Estamos cooperando plenamente con la investigación preliminar de la NHTSA."

NHTSA ha recibido 32 quejas de conductores de Highlander, siendo que en 21 de ellos, los consumidores reportaron el paro del motor mientras el vehículo viajaba por lo menos a 40 millas por hora, de acuerdo con lo informado por la agencia reguladora.

En 26 casos, el vehículo no reinició y tuvo que ser remolcado, según el informe.

Una investigación preliminar es el primer paso en un proceso que podría conducir al retiro de los vehículos del mercado si los reguladores determinan la existencia de un problema de seguridad latente que debe ser abordado por el fabricante.

A principios de este mes, El secretario de Transporte de Estados Unidos, Ray LaHood, dijo que después de una investigación de 10 meses no se encontraron fallas en el sistema de control electrónico del acelerador utilizado por Toyota.

Esta afirmación limpió a Toyota de problemas vinculados a la aceleración involuntaria en temas que no sean los dos que ya habían sido abordados a través del recall: los pedales del acelerador que se pegaban, y las alfombras de piso que se aflojaban y se atrapaban en el pedal.

La investigación del gobierno se produjo después de un torrente de retiros del mercado por cuestiones de seguridad por parte de Toyota, que comenzó a finales de 2009 y ahora totalizan 17 millones de vehículos retirados en todo el mundo, incluyendo más de 11 millones en los Estados Unidos.

Agregar comentario