Chrysler Group LLC retiró del mercado hoy más de 248.000 crossover wagons y minivans debido a un defecto que podría causar que la llave se caiga mientras el vehículo se encuentra en funcionamiento, causando que el motor se apague sin ningún aviso.

Los modelos afectados son el crossover Dodge Journey y las minivans Grand Caravan y Chrysler Town & Country. Los vehículos son modelos del año 2010 y fueron fabricados entre el 3 de agosto de 2009 y 17 de junio de 2010.

Cerca del 3 por ciento de los 248.437 vehículos retirados del mercado son probables de estar afectados por este problema, de acuerdo con una nota publicada por Chrysler en el website del National Highway Traffic safety Administration el día de hoy.

Agregar comentario