El Mercedes Benz E63 AMG 2012 posee un rendimiento soberbio en autopista y tiene una mecánica impresionante.

Mercedes Benz E63 AMG
Mercedes Benz E63 AMG

Esta es una nueva versión del modelo de lujo alemán, se trata de un E63 AMG que incluye características tales como un nuevo motor y mejoras notables a nivel de prestaciones.

Antiguamente este modelo poseía un motor de 6.2 litros V8 (2009), sin embargo, se hizo conocido el modelo de motor 5.5 litros de ocho cilindros y doble turbo.

La versión estándar posee 518 caballos de fuerza y llega a un pick de potencia a las 5.250Rpm. El par motor es de 516 libras pie de torque disponibles a las 1.700Rpm y 3.500Rpm. Quienes deseen un vehículo ágil y de prestaciones soberbias, no deben dudar de tener este modelo, no obstante ello para los verdaderos fanáticos de la marca no hay nada mejor que incluir el paquete AMG que sobrealimenta el motor hasta llegar a los 550 caballos de potencia y 590 libras pie de torque.

Interior E63 AMG 2012

La transmisión utilizada es una AMG MCT que envía parte de la potencia a las ruedas traseras con precisión y dinamismo. La caja de cambios posee siete velocidades que renuncia al sistema 7G-Tronic automático por una unidad operada de forma automática.

Esta caja de cambios ha sido producida en la misma Mercedes Benz en Alemania, sigue ofreciendo modalidades S, S+ y M; para los fanáticos ofrece el modo RS para inicio rápido y ultra deportivo.

Ya no encontraremos el modo “C” de control de eficiencia, pero los alemanes incluyen distintas características para ahorrar combustible como el sistema “start/stop” y un paquete electrónico que permite el E63 inicie marche en segunda.

Motor Mercedes E63 AMG

El Mercedes Benz E63 es uno de los modelos de más rápida producción en Estados Unidos, por ello la inclusión del paquete AMG espera entregarle mayor solidez a la hora de acelerar y entregar prestaciones a quienes les prefieren. El rendimiento de este motor es mejor que el de uno aspirado – como era de esperarse – y su mejor característica es la flexibilidad con la que trabajan sus turbos, pues el retardo que llegan a tener mientras se activan es mínimo.

Cuando se le está manejando, el turbo permite salir rápidamente en bajas revoluciones, aunque superando el rango de funcionamiento máximo del primer turbo comienza una aceleración lineal que no acaba sino hasta cuando se toca la línea roja del marcador. El Mercedes Benz E63 acelera hasta las 63Mph en 4.3 segundos, aunque con el paquete deportivo lo hace en 4.2 segundos. La velocidad punta es de 186Mph y su rendimiento es de 20mpg en ciudad.

Agregar comentario