Mazda apuesta por el CX-5 2013 Touring AWD como reemplazante del Tribute que no se fabrica desde el 2011, para así presentar batalla al Ford Escape y Honda CR-V 2013.

Mazda CX-5 2013 Touring AWD
Mazda CX-5 2013 Touring AWD

Mazda ha tenido que comenzar a trabajar arduamente para llenar el vacío que dejó el término de la fabricación del Mazda Tribute, modelo que rivalizaba directamente con el Ford Escape y que no se realiza desde el año 2011. Para corregir esta situación crearon un pequeño crossover con la misma infraestructura llamado Skyactiv, aunque cuenta con nuevos motores del mismo nombre.

Existe cierta semejanza con otros vehículos Mazda cuando entramos a la cabina, excepto por la palanca de cambios ondulada con que se utiliza la caja de transmisión de seis velocidades automática, la que es más parecida a la que encontramos en el Mazda 3. La transmisión automática es estándar en todos los modelos AWD, mientras que la transmisión manual de seis velocidades sólo se puede encontrar en el CX-5 de tracción delantera.

Mazda CX-5 2013 Touring AWD

Se incluyen estos modelos una pantalla de 5.8 pulgadas que está encargada de ofrecer el completo manejo del sistema de audio, tareas informativas y la navegación, aunque requieren desembolso de $1,185 (paquete tecnológico).

Los asientos del conductor y los pasajeros son bastante verticales y ofrecen un buen apoyo, lo que junto a un piso cóncavo entrega más espacio para las piernas. En lo relativo a la comodidad de los pasajeros en las butacas traseras no hay ningún punto negativo que resalta, pues hay espacio para tres personas sin problema. El nivel de carga de este vehículo alcanzó los 34 pies cúbicos y a 65 pies cúbicos si se repliega el asiento trasero.

Para los próximos años se ofrecerá un pequeño motor diesel turbinada en los Estados Unidos, aunque por el momento sólo se encuentra disponible uno a gasolina con inyección directa de 2.0 litros y 155 caballos de potencia, quien además produce 150 libras de torque.

Mazda CX-5 2013 Touring AWD

En las pruebas de aseveración el Mazda CX-5 necesitó de 9,2 segundos para alcanzar la 60 millas por hora, mientras que tardó 17,1 segundos en alcanzar el cuarto de milla a una velocidad punta de 81 millas por hora. Si comparamos el desempeño del CX-5 2013 con el Honda CR-V, deberemos fallar a favor del segundo pues es más rápido en 0,7 segundos al llegar a las 60mph y 0,5 segundos en alcanzar el cuarto de milla.

Afortunadamente el Mazda CX-5 2013 es más ligero en 400 millones que el Ford Escape 2013, llegando a pesar 3.438 libras. Quizá el único punto negativo será que pesa 58 libras más que un CX-7 AWD con 244 caballos de potencia motor coordinado de 2.3 litros, características con las que alcanza las 60 millas por hora en 7,8 segundos.

En lo que respecta a la administración de combustible hay que decir que en Ciudad entregó un rendimiento de 25 millas por galón, mientras que en la carretera alcanzó a dar 31 millas por galón.

Agregar comentario