Económico por donde se le mire, mucho espacio interior y una potencia moderada hacen de este CX-5 2013 una alternativa interesante.

Mazda CX-5 2013 Skyactiv
Mazda CX-5 2013 Skyactiv

El Mazda CX-5 se muestra de una forma bastante particular en los spot publicitarios que hemos tenido oportunidad de ver, pues más allá de formar parte del espíritu “Zoom Zoom” que caracteriza a los nuevos modelos de la marca, hay un falso sentido de la velocidad en un vehículo que, ciertamente, no está hecho para esprintar – por ahora.

Probando un Mazda CX-5 de tracción delantera con una transmisión manual de seis velocidades y un motor 2.0 litros Skyactiv de cuatro cilindros, se descubre que llegar a 60mph desde la inercia puede tardar, pero aun así resultar entretenido (demora 9.2 segundos en hacerlo). El cuarto de milla lo alcanza en 17.1 segundos con una velocidad máxima de 83mph. En una comparativa sencilla, tomamos al Honda CR-V y tras la misma prueba obtenemos resultados contrapuestos, pues demora 8.5 segundos de 0-60mph y el cuarto de milla lo consigue en 16.6 segundos con una velocidad final de 85mph.

Mazda CX-5 2013 Skyactiv

Un poco sobre Skyactiv

Este es un nombre creado por Mazda Japón para ofrecer con un nombre rimbombante un producto que, quizás, ni ellos mismos entienden demasiado – considerando sus características frente a la competencia. La idea de adoptar una nueva arquitectura y acercamiento al diseño de un vehículo como el CX-5 (cuando éste no existía) obligó a buscar un nombre que originalmente respondía a “the sky is the limit”.

Como el lema inicial era un poco “ridículo”, Mazda decidió innovar y añadir la palabra “technology”, la que tampoco era muy acertada y se transformó más tarde en “active”, que en resumen suena mejor, pero disfraza la misma idea absurda de competir con vehículos mejor preparados en velocidad al menos.

El concepto Skyactiv Technology engloba en el caso de Mazda todo el diseño que se incluye en el CX-5 2013, hablamos de tracción, chasis, carrocería, suspensión, aunque haciendo mayor alusión a la minimización del peso del vehículo y la mejora del uso del combustible, donde sí hubo mejoras.

Mazda CX-5 2013 Skyactiv

Si nos toca aclarar un poco el panorama, hay que decir que Mazda bajo ninguna circunstancia está reinventando el concepto de los vehículos, aunque sí mejoro su barrera en administración de combustible mientras el resto de fabricantes daba un paseo en otras áreas.

Aprendiendo del Mazda CX-5 2013

Este modelo cuenta con un motor de 2.0 litros, 16 válvulas y cuatro cilindros, todo ello en un diseño de aluminio que utiliza inyección directa y es capaz de generar modestos – pero suficientes – 155 caballos de fuerza y 150 libras de torque (que no es mucho). En este aspecto la tecnología Skyactiv tiene como punto a favor el haberse preocupado de mantener a dieta al modelo al punto de ser un CUV en escala, donde el motor cumple la misma función.

Explorando algo más a fondo la prueba de manejo de este vehículo, confirmamos que la potencia no es su fuerte, pero que la conducción es divertida cuando no nos basamos en una aceleración en línea recta. Los atributos que permiten mezclar la agilidad del modelo y la sensibilidad de la dirección nos hizo alucinar por instantes. El uso de una suspensión deportiva y de la rigidez del chasis nos entrega una experiencia placentera en cada curva.
Dentro del segmento de las CUV, el Mazda CX-5 2013 es quizá uno de los mejores exponentes por los que se puede optar, sin mencionar al siempre bien ponderado Ford Escape.

En lo que respecta a la economía de combustible, el CX-5 2013 nos entrega nada menos que 26mpg en ciudad y 35mpg en carretera según EPA, aunque en pruebas privadas se ha observado que el rendimiento llega a 28mpg.

El modelo base que ofrece Mazda lo hace llamar Sport Trim y cuesta $21,490, la transmisión manual de seis cambios viene con tracción delantera, mientras que utilizar una automática nos costaría $1,400 extras, mientras que agregar una tracción en las cuatro ruedas nos costaría $1,250.

Agregar comentario