El Buick Verano 2013 turbo es la prueba de lo que se puede hacer con un sedán ejecutivo al incluirle un sistema turbo, sin duda un vehículo extraordinario.

Buick Verano Turbo 2013
Buick Verano Turbo 2013

Los autos de la actualidad han tendido, casi por instinto, a bajar el número de cilindros con los que cuenta, y cuando ello no es posible, a implementar sistemas de desactivación de cilindros inteligente, con lo cual se evitan traspasar al consumidor final un gasto innecesario. En este sentido, los japoneses han sido precursores de motores de pequeños, pero muy revolucionados gracias a la implementación de turbos, pero ¿Hace un turbo a un auto uno mejor? Lo veremos con el Buick Verano Turbo 2013.

Afortunadamente para los amantes de la marca, Buick ha hecho un excelente trabajo con su modelo “Verano”, sobre todo al implementarle turbo, el que permite se desenvuelva con naturalidad y agilidad en carreteras complejas.

Imagen

Los ingenieros de Buick han tenido que cumplir con un trabajo duro, uno de aquellos que no muchos pueden realizar y casi siempre mueren en el intento. El Verano turbo 2013 cuenta con un motor de cuatro cilindros y una transmisión de seis velocidades que proviene del “Regal Turbo” y ha sido acomodado con cuidado en el capó (más pequeño) del Buick Verano Turbo. Para realizar el cambio con éxito han tenido que modificar la suspensión y aligerar el coche de su peso original (dirección). El resultado de esta transformación no nos entrega a un deportivo, aunque sí dotó de seguridad y mucho carácter a un vehículo que por fuera luce extremadamente atractivo.

Imagen

En el Buick Verano Turbo 2013 nos encontramos frente a un motor de 2.0 litros y cuatro cilindros que es capaz de producir 250 caballos de fuerza y 250 libras de torque. Uno de los aspectos que nos ha gustado del vehículo en cuestión es que cuenta con una transmisión manual de seis velocidades, algo de lo que pocos pueden jactarse hoy en día. Es probable que la mayoría de los concesionarios ofrezcan al modelo bajo una modalidad automática, por lo que habrá que hacer el pedido específico para el modelo en cuestión. El funcionamiento de esta caja no es malo, aunque resta deportividad en la baja de las marchas.

Más allá del funcionamiento de cualquiera de las cajas de cambio por las que puede optarse, el Buick Verano 2013 turbo es rápido en cualquier marcha en la que se circule. El lag del turbo es bastante pequeño cuando se circula en la ciudad, por lo que la potencia de adelantamiento de la que se dispone es extraordinaria. Para buena fortuna de los que adquieran este modelo, gracias a las modificaciones hechas en la carrocería del Verano, el motor proveniente del Regal funciona mejor acá.

Imagen

Parte de los encantos de este Verano Turbo 2013 son el ser un auto de lujo, con carrocería sedán, de tamaño mediano y con características deportivas. Puede que el competidor directo con el que se dispute las ventas sea el Acura ILX 2013, aunque esta edición le supera por poco.

La economía de combustible del Buick Verano 2013 no alcanzó a ser medida de forma práctica, pero según el fabricante debería ser de 20mpg en ciudad y de 31mpg en carretera para la edición manual, mientras que la automática es de 21mpg y 30mpg respectivamente.

Imagen

Considerando del lugar que proviene, comprar un Buick Verano Turbo 2013 por $30,000 es una verdadera ganga, sobre todo porque los valores de destinación ya están incluidos. Parte de los elementos con los que se entrega la edición estándar son butacas de cuero, asientos calefaccionado, volante calefaccionado, monitor de puntos ciegos, pantalla táctil IntelliLink y cámara de seguridad. Las opciones que pueden añadirse son sunroof y navegación basada en mapas.

Agregar comentario