Buick Regal 2011

Buick, una de las marcas gloriosas de General Motors, continua imparable su plan de renovación después de salvarse de la criba que la casa de Detroit llevó a cabo entre sus marcas y en las que Pontiac, Hummer, Saturn y la agonizante sueca Saab, que en teoría y según las últimas informaciones habría sido finalmente vendida a los holandeses de Spyker, sucumbieron ante el peso de la reorganización total del grupo después de la bancarrota y rescate del gobierno que vivió el pasado 2009.

Curiosamente Buick fue de los sobrevivientes al naufragio y digo curiosamente, porque si bien es una marca con mucha tradición y muy arraigada en los Estados Unidos, es un coche cuyo perfil de edad por parte de sus compradores está muy por encima de la edad media del comprador de carros.

Algo así como 65 años para Buick, sobre 45 que es la media global, lo que la convertía en una marca para personas mayores, con la consiguiente desventaja en el mercado que esto significa y que ha hecho que General Motors se haya puesto a trabajar en un plan con el fin de rejuvenecer la marca y sus modelos, para hacerlos más atractivos a segmentos más jóvenes de conductores. Y aquí tenemos los primeros resultados de este plan, el Buick Regal 2011, que saldrá al mercado estadounidense esta primavera en su versión básica y con un precio a partir de los 26.995 dólares, un precio que no está nada mal para lo que entrega.

Para comenzar, el Buick Regal CXL 2011 desarrollado del exitoso Opel Insignia, está propulsado en su versión básica por un motor de cuatro cilindros de 2.4 litros Ecotec de inyección directa que entrega 182 caballos, mientras que la versión top de gama, el Regal CXL turbo (29.495 dólares) si bien está equipada también con un motor Ecotec de cuatro cilindros, este es sólo de 2.0 litros de cilindrada, pero entrega 220 caballos gracias al turbocargador asociado y estará en los concesionarios al final del verano próximo.

Ambas versiones están equipadas de serie con una caja automática de seis velocidades, control de estabilidad StabiliTrack y llantas de aleación de 18 pulgadas como características principales. Y en cuanto a su interior sorprende con un completo equipamiento que incluye tapicería de cuero, asientos frontales ajustables en 12 posiciones y calefaccionados, conectividad vía Bluetooth, entradas USB e iPod, Radio satelital XM y el sistema OnStar.

Pero eso no es todo, ya que el nuevo Buick Regal dispone de una amplia gama de opcionales para todos los gustos y presupuestos, que permiten completar y personalizar el carro según las preferencias de su propietario como son el navegador a bordo, un completo sistema de audio Karman Kardon, un disco duro tipo Flash de 1 Gb de capacidad y para quienes hayan optado por la versión turbo, un interesante y atractivo sistema denominado Interactive Drive Control, que incluye llantas de aleación de 19 pulgadas y que permite ajustar los sistemas de suspensión, dirección, transmisión, performance y suspensión del carro en tres modalidades, de acuerdo a las preferencias del conductor para entregar una sensación y placer de conducción más intensas y personalizadas.

Lo que la casa de Detroit no ha anunciado es para cuando tendremos en los concesionarios al último miembro de la familia, el Buick Regal GS, cuya principal característica será la de disponer de abundantes 255 caballos para hacerlos correr. Aunque, por otra parte podríamos ver a futuro en el mercado y posiblemente como modelo 2012 una versión Regal CX, más básica y por supuesto, más económica en cuanto a precios.

A ver que tal lo hacen los chicos de General Motors para rejuvenecer a los viejos Buicks y atraer a los jóvenes del 2020. Ahora entendemos por qué General Motors nunca quiso desprenderse de Opel dentro de su criba. Sólo fue una jugada para conseguir recursos frescos y continuar con su plan y desde luego, sin duda General Motors Europa tiene mucho que aportar a Detroit y al mercado estadounidense.

Agregar comentario