El BMW i8 Spyder es la versión descapotable del conocido i8 Concept de BMW, modelo que no sólo es atractivo, sino también potente.

BMW i8 Concept Spyder
BMW i8 Concept Spyder

El BMW i8 Concept Spyder demuestra que no importa cuánta tecnología, fibra de carbón o baterías se implementen en un vehículo, pues hay ciertas reglas convencionales que siguen aplicándose, y el fabricante alemán no es la excepción. Todos deberían saber que de un modelo coupe sí o sí debe esperarse una edición convertible, por ende, no es sorpresa encontrarnos con el BMW i8 Concept Spyder.

BMW i8 Concept Spyder

Si nos cuestionamos respecto de lo que ha cambiado respecto del modelo original, lo primero que notamos según las declaraciones de la propia BMW es que esta edición es más corta, así como también la distancia entre los ejes. Las puertas están hechas ahora en un material opaco. En la parte trasera el i8 Concept Spyder es parecido al modelo coupe de la mitad hacia abajo, pues en la parte superior reemplaza el panel de vidrio por carenados duales.

En el apartado interior el BMW i8 Concept Spyder luce mucho más cercano a ser un modelo de producción, pues ya no nos encontramos con una consola central de estilo sicodélico, sino más bien con botones que se acercan mucho a lo convencional, un control climatizado convincente y el sistema iDrive que todos conocemos en la marca.

El motor del i8 Concept Spyder

BMW i8 Concept Spyder

Si escudriñamos dentro de la carrocería del i8 Concept Spyder, encontraremos el mismo propulsor que vimos por vez primera en el i8 Concepto coupe, uno eléctrico que tiene 129 caballos de potencia adelante y otro de 220HP en la parte trasera con turbo. Según la información entregada por BMW, la potencia combinada del vehículo es de 349HP y 406 libras de pie de torque. Lo bueno es que la potencia puede ser distribuida a la parte delantera, trasera o incluso en un formato AWD.

Durante las primeras 19 millas, el i8 puede circular con prescindencia de otra energía que no sea la eléctrica, después de eso se comienza a utilizar gasolina y electricidad en forma simultánea para dar fuerza a las ruedas traseras y recargar las baterías.

El tiempo de carga de las baterías es de dos horas cuando se conecta el vehículo a una entrada de 240 volts (Europa).

Cuando hablamos del peso del vehículo, no hay muchas diferencias entre el coupe y el spyder i8, por lo que BMW se ha atrevido a decir que ambos modelos deberían acelerar hasta las 60mph en cinco segundos o menos.

Estos modelos de BMW se construirán en la planta de Leipzig, aunque recién se podrá ver en los concesionarios en 2014.

Agregar comentario