BMW no ha querido dejar en el olvido su Serie 3, por ello en la edición 2012 actualiza algunas cosas como el iDrive, estética y mecánica.

BMW 335i 2012
BMW 335i 2012

El nuevo BMW 335i 2012 sí tiene cambios respecto del modelo del año anterior, aunque son pocas las personas que se pueden dar cuenta de todos ellos, ya que hay que conducir al bólido alemán para percatarse de las modificaciones. Dentro de lo estético podemos destacar las nuevas luces que se incorporan en la parte delantera, donde se mezcla cromo y un paragolpes más generoso que en ediciones anteriores. Esta vez el Serie 3 de BMW cuenta con 1.9 pulgadas extra en la distancia de los ejes, así como 3.7 pulgadas más en el largo total del vehículo.

Fuera de lo meramente estético, uno de los cambios que gusta en el BMW 335i 2012 está en lo mecánico, pues el F30 goza de un motor turboalimentado N55 de 3.0 litros que es capaz de generar 300 caballos de potencia y 300 libras de pie de torque. La administración de todo este poder está encargada a la transmisión manual de seis cambios que funciona como reloj suizo. La configuración interior del habitáculo también ha cambiado, esta vez la consola central muestra instrumentos más definidos y una consola que se orienta en el conductor.

BMW 335i 2012

Gracias a los cambios en la distancia de los ejes se obtuvo más espacio para las rodillas y la cabeza, además de una sensación ligeramente renovada de la dirección, ya que ahora ésta es eléctrica. El valor de venta del nuevo BMW 335i 2012 llega a ser $370 más que en el modelo 2011. Respecto del modelo E90 del 2011, el nuevo Serie 3 ganó 77 libras en parte gracias a la incorporación de unas llantas de 19” que utilizan neumáticos tipo “run-flat”.

Al más puro estilo Porsche, BMW no hizo muchos cambios en su Serie 3 2012, sino más bien rediseño algunos detalles y mantuvo intactas las líneas generales que caracterizan a este gran sedán.

BMW 335i 2012

Al momento de conducir este modelo se siente una sobre asistencia en las ruedas con el DDC activado (Driving Dynamics Control), sistema que hizo su estreno en esta oportunidad en la Serie 3 pues se utiliza en los modelos más grandes de la marca. Una de las mejores formas de sentir el espíritu de este sedán con ansias de deportividad es configurando el sistema a Sport o Sport+, ya que si se busca ahorrar en la configuración “Eco Pro”, nos encontraremos con una respuesta del acelerador similar a la de un Toyota Corolla.

Agregar comentario