(NU) Un pequeño accidente en un parking, una rozadura con la puerta de otro coche, pequeñas abolladuras y arañazos hacen que el coche pierda valor en su venta, pero pocos arreglan realmente estos pequeños daños.

Cuando los daños cuestan menos que los desgravables, muchos conductores prefieren pagar los daños de su propio bolsillo a ver un incremento en el precio de su seguro. Otros conductores piensan que llevar el coche a un taller les hace perder un tiempo considerable que podrían pasar con su familia.

El conductor medio mantiene su coche durante nueve años. El número de pequeños accidentes sigue aumentando, sin embargo, el número de reparaciones de arañazos y abolladuras permanece estancado. Hay mucha gente que simplemente no puede pagar los incrementos de su seguro o perder toda una tarde para ir al taller. Por lo tanto, esos pequeños arañazos y abolladuras, a pesar de que resultan bastantes dolorosos a la vista, permanecen en los coches hasta que no se conviertan en algo más serio.

Pero hay nuevas empresas que han sabido cubrir esta necesidad. Una empresa, "Collision on Wheels, We Come to You!," (Colisión sobre ruedas, vamos allá donde estés) comenzó como un tradicional taller de chapistería. Y ahora se ha convertido en un taller móvil sobre ruedas, la empresa ha creado una franquicia nacional.
La empresa envía a mecánicos cualificados a las casas de los clientes, donde ofrecen servicios de pintura, reparación de arañazos, abolladuras y pequeños golpes en el mismo día. Los mecánicos usan las mismas herramientas que se pueden encontrar en cualquier taller de chapa y pintura y usan cubiertas protectoras cuando llueve o nieva. Collision on Wheels usa pintura de gran calidad y respetuosa con el medio ambiente. Los mecánicos pueden reparar pequeñas abolladuras, arañazos, abrasiones, etc., en cuestión de medio día.

La empresa también realiza servicios de reclamación de seguros. Aunque muchas reparaciones cuestan menos que los desgravables, los conductores a menudo prefieren evitar el papeleo y las molestias, si el resultado final es un coche sin abolladuras.

Collision on Wheels es una gran opción para aquellas personas muy ocupadas que no tienen apenas tiempo de visitar un taller de chapa y pintura. Permite que la gente pueda pasar más tiempo en casa con sus familias frente a tener que estar sentado en un taller todo el día.
Los pequeños accidentes ocurren a menudo. La buena noticia es que un arañazo que ocurre en dos segundos ya no tiene porqué significar dejar el coche dos días en un taller. Con servicios como los de Collision on Wheels, los conductores pueden tener servicios de reparación de chapa y pintura en su propia casa u oficina.

Agregar comentario