El nuevo Kia Soul 2.0 Plus 2012 marca la diferencia con modelos anteriores gracias al aumento de potencia y la inclusión de una transmisión de seis velocidades manual.

Kia Soul 2.0 Plus 2012
Kia Soul 2.0 Plus 2012

La proposición clave que hace la compañía al sacar al mercado esta edición con completa prescindencia de turbo es “a menor desplazamiento motor, más necesaria es una transmisión manual”. La prueba de lo anterior la encontramos en el Kia Soul 2.0 Plus 2012, quien tiene ahora una transmisión de seis cambios completamente manual.

El camino que deben recorrer los usuarios para encontrar transmisiones manuales es largo si se considera que los fabricantes se han visto seducidos por la elaboración del sistema de doble embrague automático, donde gracias al funcionamiento de un microchip se puede delegar la realización de los cambios al sistema electrónico del vehículo, pero ¿Es la mejor opción en todos los casos?

A la hora de evaluar un automóvil y poder decir “sí, efectivamente es divertido de conducir” tomamos en consideración dos aspectos fundamentales: Transmisión y aceleración. Cuando el automóvil que elegimos tiene un motor aspirado – y no es muy grande – la mejor opción para alcanzar buena velocidad en carretera la encontramos en la transmisión manual, y eso nadie puede negarlo.

Kia Soul 2.0 Plus 2012

Con la idea de renovar su modelo, Kia ha cambiado los lineamientos del compacto, desinhibido y cuadrado Soul gracias a la inclusión de un motor 2.0L de cuatro cilindros con transmisión de seis velocidades automática o manual (eso en reemplazo de la unidad de cuatro y cinco velocidades de la generación anterior).

Parte de los cambios hechos en el propulsor consta de la introducción de más potencia, consiguiendo con ello el nuevo Kia Soul 2.0 Plus 164HP y 148 libras de pie de torque (versus los 142HP y 137 libras de pie de torque), además de más cambios para administrar la potencia. La comparación hecha entre el modelo Kia Soul 2.0 Exclaim (automático) y el Kia Soul 2.0 Plus 2012">Kia Soul Sport 2010 manual demostró que las transmisiones manuales son más efectivas en la aceleración e incluso el cuarto de milla a este nivel.

La administración de combustible en el nuevo Kia Soul 2.0 Plus, sea manual o automático, está clasificada en torno a las 26mpg en ciudad y 34mpg en carretera según EPA. No obstante lo anterior se puede llegar a un rendimiento de 27mpg en ciudad y 35mpg en carretera si se instalan los sistemas start&stop.

Al probar el Kia Soul Sport del 2011 nadie quedó realmente impresionado, llegando incluso a entregar una experiencia vaga y floja en el manejo de los cambios. Muy por el contrario de lo ocurrido anteriormente, la edición 2012 es entretenida y resulta especialmente adictiva para quienes recién aprenden a conducir un auto manual – aunque los cambios son un poco largos todavía.

Agregar comentario