Foto de Gunther Ketterer

Usar un GPS: Sus beneficios y precauciones

GPS
GPS instalado en la consola del auto
flickr.com

La utilización de los conocidos GPS, sistemas de posicionamiento global, se ha vuelto cada vez más convencional, por esta razón encontramos en todas partes del mundo personas que, sin tener una gran capacidad financiera, disponen de algún dispositivo para conocer la posición en tiempo real de un usuario o vehículo.

Siendo un avance tecnológico notable el entregarle este tipo de dispositivos avanzados a una cantidad de gente que no necesariamente debe ser pudiente, nos encontramos con ciertos problemas que contribuyen a la generación de circunstancias que producen accidentes, ya sea por un manejo irresponsable o simplemente negligente.

El beneficio que incluye el contar con un dispositivo de posicionamiento global es saber dónde estamos exactamente, teniendo un margen de error mínimo que se traduce en unos cuantos metros en relación al lugar en el que realmente nos encontramos, lo que no alcanza a ser más de 20 o 30 metros, en el común de los casos.

La mayoría de las personas que utiliza habitualmente un sistema de posicionamiento global o GPS, lo hace cuando conduce un automóvil, y es ahí donde se generan diferentes distracciones en la conducción, provocando un aumento de accidentes viales en todo el mundo. En España se ha visto como muchísimos usuarios implementan, a los accesorios de sus vehículos, un sistema de posicionamiento global que además incluye funciones tales como reproducir archivos MP3, ver películas y hasta servir como manos libres para contestar llamadas telefónicas, lo que contribuye a dirigir la atención del conductor a otros objetivos secundarios que nada tienen que ver con el manejo.

A pesar de que en su momento parecía exagerada la teoría de implementar un GPS sencillo, es decir que simplemente entregara la funcionalidad de mostrar la posición exacta en la que nos encontramos, con el paso del tiempo se fue ratificando, con resultados muy lamentables, el hecho de aumentar los accidentes viales, todos ellos causados por la desconcentración que provoca el uso de estos aparatos. Habitualmente, la pérdida de control se origina por la manipulación de estos aparatos tecnológicos mientras se conduce, por ejemplo al tener que configurar el lugar de destino o al momento de ver en qué lugar se encontraban, mientras que sin darse cuenta muchos se acercaban peligrosamente a una zona peatonal, de cruce ferroviario u otra que representa una peligrosidad tanto para el conductor, sus ocupantes y los terceros afectados por una mala conducción.

Existen ciertas marcas, como Motorola, que se han preocupado por elaborar dispositivos bastante funcionales como lo sería el modelo TN20 de la compañía anteriormente mencionada, el que es capaz de cumplir su función de manera extraordinaria, implementando ciertas funcionalidades que permiten al conductor concentrarse de mejor forma en la conducción que en configurar el GPS.

El Motorola TN20 es uno de los primeros GPS que permite conocer al usuario la ubicación en que se encuentra con un sistema de voz, informando de todos los datos necesarios sin interactuar con los usuarios con botones u obligándolo a sacar la vista del camino, lo que hace pensar que existen dispositivos de posicionamiento global que están pensados en la conducción, mientras que otros no tienen estas funcionalidades, convirtiéndose así en la opción menos recomendada.

Si elaboramos una lista de las precauciones que hay que tener en cuenta al manejar nuestro carro, lo primero sería no sacar las manos del volante bajo ninguna circunstancia o al menos evitarlo en sobremanera, para así tener todas las posibilidades de reaccionar ante un imprevisto.

Los consejos para manipular un GPS en el carro son

  • Ingresar direcciones cuando el carro está detenido
  • No leer nada mientras se maneja
  • No quitar las manos del volante para no perder la posibilidad de reacción ante cualquier imprevisto, aún cuando el GPS lo solicite para recalcular la ruta o hacer otras cosas

Comúnmente los accidentes viales se provocan por la imprudencia de quien maneja, la que a su vez encuentra su origen en la desconcentración del conductor o la imprudencia de terceros, como peatones u otros conductores negligentes o aquejados por algún problema de tipo vial exógeno.

Su voto: Ninguno Promedio: 3 (1 vote)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.