Suzuki quiere ayudar a sus mejores distribuidores en Estados Unidos, para ello realizó un plan de compra para los distribuidores menos cotizados y dejó sólo a los mejores.

Durante los últimos cinco meses, Suzuki ha comenzado con un programa voluntario en Estados Unidos para ayudar a aquellos concesionarios (que no tienen un buen rendimiento), a cerrar sus distribuciones. Ahora último Suzuki ha comprado 50 distribuidores para reducir las tiendas con bajo nivel de ventas y comenzar con un nuevo plan comercial.

La empresa japonesa contaba con 354 distribuidores en un comienzo, dentro de Estados Unidos, hoy sólo tiene 300 y planea seguir con el plan que comenzó en Marzo del presente año, aseguró el vicepresidente de marketing Gene Brown. La idea es aumentar las ganancias de aquellos que presentan un buen rendimiento de ventas, mediante la eliminación de una competencia mediocre (bajas ventas que disminuyen ganancia de otros). Mientras el 2006-2007 las ventas llegaban a 100.000 unidades, el 2009 decayeron a 38.689 y ya están a la baja en un 48% nuevamente.

Algunos concesionarios en Ohio, dicen que aunque han invertido en sus negocios y tratado de levantar las ventas, sólo venden cuatro o cinco modelos en el mes, lo que simplemente es una cifra mínima para el tipo de inversión que se hace. El programa que emprende American Suzuki, contempla la compra de vehículos, herramientas, repuestos y signos de la marca, abonando a quienes participaron del llamado “Suzuki Square” el 2003 $50,000, y a quienes no lo hicieron $20,000.

Terminado el programa en Julio, Brown ha dicho que las ventas aumentaron, las ganancias de los mejores distribuidores que tenían también lo hicieron y que no hay nuevos planes de recortes para el futuro cercano. Quienes acreditaron a ser comprados, por lo general vendían uno o dos autos al mes, a veces cuatro o cinco inclusive.

Para muchos de los afectados el problema está en la falta de publicidad adecuada en Norteamérica, donde falta afianzarse en un nicho y explotarlo de forma más acuciosa. Desde que los japoneses comenzaron a reestructurar su plan de ventas y hasta Agosto, en televisión se están posicionando ciertos avisos de 15 segundos sobre el Suzuki Kizashi y la garantía de 7 años o 100.000 kilómetros en el motor que ofrece la marca.

Aunque el fabricante tiene confianza, hay quienes dudan pueda mantenerse vivo en Estados Unidos por mucho más tiempo con un descenso tan marcado en las ventas, y por lo tanto el recorte de distribuidores está más enfocado en un plan para salir del país que otra cosa. Para los que han optado por el plan de compra y quienes se están beneficiando de la menor competencia, es una estrategia que obedece al esquema indicado, ser menos y actuar más agresivamente.

Agregar comentario