La falta de stock en los concesionarios llegará a su fin, pues Ford ya ha dicho reanudará el envío de modelos Fiesta luego de haber reparado los defectos de fabricación detectados.

Ford Fiesta
Ford Fiesta

El Ford Fiesta es un compacto clave para la compañía fabricante de vehículos, pues ha servido para abrir nuevos mercados y en términos generales, se trata de un auto asequible para una gran cantidad de personas y de prestaciones bastante interesantes para el valor sobre el que se comercializa. La problemática que provocó la suspensión del envío de estos modelos se debió a que hubo una falla de calidad en la producción, la que fue debidamente identificada y arreglada, señaló el presidente de la compañía el miércoles 25 de Agosto.

Ford dice estar seguro de que ninguno de los modelos defectuosos ha sido vendido a clientes en Estados Unidos, por ello comienza nuevamente a reanudar los envíos a concesionarios estadounidenses a partir de ahora. Ante la posibilidad de unidades con desperfectos, el portavoz de Ford aclaró que la compañía está haciendo una revisión de todas las unidades Ford Fiesta que se fabricaron en el mes de Julio, para así dar aviso a los concesionarios que pudieran resultar afectados.

Como ya se habían hecho reservas para la compra de modelos Fiesta, la empresa ha tenido que pedir las disculpas del caso a los clientes y decidió entregarles a modo de compensación, una gift card de $50, intentando así calmar los ánimos de quienes deberían esperar a lo menos una semana más. A pesar de todo, Ford está muy entusiasmada con el excelente recibimiento que tienen sus modelos Ford Fiesta en el mercado, y se aseguró que la demanda seguirá creciendo aún más.

Mark Fields, presidente de Ford América, dijo que lo mejor que ha sucedido es ver cómo aumenta la demanda cada vez más y más. Hasta el momento, cuando se le preguntó al presidente qué parte era la que presentaba defectos, no hubo respuesta y se prefirió la reserva, sin embargo, a través de personal involucrado en la construcción se aclaró era de la palanca de seguridad para los asientos.

En lo que respecta al nivel de ventas y el comportamiento que tendrá el mercado en lo sucesivo, Fields ha dicho que no piensa habrá una doble recesión, sino que muy por el contrario comenzaran a subir las ventas más y más. Aunque los periodistas le preguntaron por cómo actuaría Ford si las cosas se complican, no se quiso dar detalles al respecto. Por otra parte, aún es demasiado pronto como para aseverar que las decisiones que toma el Gobierno de Estados Unidos podría afectar la industria de venta de automóviles.

Fields aclaró que las expectativas de venta de vehículos livianos para Agosto rondarán los 11 o 12 millones de vehículos según un análisis basado en estadística del año 2009. Aunque no hay que ser alarmistas respecto de los problemas que puede tener la industria automotriz, el 2008 producto de la recesión se bajó en el nivel de las ventas de tal forma, que no se había visto desde los años ´80.

Agregar comentario