Dodge Journey
Dodge Journey

A pesar de no ser la primera iniciativa que se ha emprendido para incursionar en el mercado de los crossover, el Journey 2010 se presenta como un claro llamado por parte de Dodge a la recuperación económica, sobre todo cuando ha tenido que dejar varios proyecto en el camino debido a la falta de audiencia, compradores y malos resultados de una filosofía de trabajo que fue completamente renovada con la llegada de modelos chinos y japoneses, los que marcan el hito en economía, usabilidad y tecnología.

A partir del mes de Diciembre –este mes– se podrá disfrutar en España de la versión 2010 del Dodge Journey, coche que ciertamente mejora en su equipamiento conocido anteriormente, donde además se innova en la implementación de un nuevo motor a gasolina, junto con el cual se integra un cambio de tipo automático que no sólo hace más placentero el viaje, sino que también le saca más partido al nuevo propulsor pensado para el coche. A pesar de no estar pensando Dodge en una fabricación a gran escala, están contentos por poder tocar el segmento de los crossover que hasta ahora les estaba casi privado, razón por la que vale la pena celebrar esta incursión.

Es de esperarse por los usuarios el encontrar el Dodge Journey 2010 con distintas entregas y precios, los cuales a modo referencial podrían ser los siguientes:

  • 2.4i de 170 caballos de potencia SXT por 41,306 dólares
  • 2.0 CRD de 140 caballos de potencia SE por 32,384 dólares
  • 2.0 CRD de 140 caballos de potencia SXT Aut. por 45,261 dólares
  • 2.0 CRD de 140 caballos de potencia R/T Aut. por 49,841 dólares

La primera generación de este modelo comienza en el año 2008, donde es presentado en el salón de coches de Frankfurt, con una plataforma muy similar a la exhibida por el Dodge Avenger, pues apenas se han modificado las plantillas bases en las que fueron elaborados ambos modelos. El vehículo hasta la fecha ha sido concebido con un propulsor de cuatro cilindros, lo suficiente como para garantizar autonomía y estabilidad en la utilización para la cual los usuarios lo buscan, es decir, cumple el objetivo de buena forma.

Los motores, a rasgos generales, cumplen bastante bien el cometido, es así como perfectamente podemos estar frente a un Dodge Journey de seis cilindros y 173 caballos de potencia, aunque esa política fue modificada para dar paso a las nuevas tendencias que nos enseñan a usar propulsores más económicos y prácticos que aquellos que ostentan una capacidad que no será ocupada en todo momento, ni en todo lugar.

Hasta ahora las diferencias más grandes con el modelo antiguo y el del 2010 que será comercializado a partir de Diciembre del 2009 en España está en que los propulsores son mucho más inteligentes y con una proporción de potencia adecuada a los objetivos que se quieren cumplir, y eso es bastante más esperanzador que los viejos modelos americanos.

Agregar comentario