Dodge EV
Dodge EV Carro Eléctrico Deportivo 2009

Muchos se han preocupado por la suerte del proyecto “Envi” y la división eléctrica del fabricante Chrysler, sin embargo con el devenir de las semanas son pocas las cosas que se han sabido al respecto, entre ellas dos nuevos logos y la idea de pensar que habrá que decir adiós a la división que en algún momento nos provocó la ilusión de pensar que se podría hacer algo interesante. Ocurrió tal y como se pensaba, efectivamente Fiat ha decidido acabar con esta división y el programa volverá otra vez a ser parte del tratamiento convencional de coches de la marca americana.

De acuerdo a las palabras del propio Sergio Marchionne, la venta de vehículos a batería no es precisamente el fuerte de la compañía, por ese motivo hacer una empresa tan grande como el producir modelos eléctricos, es un riesgo que en este momento no se debe estar dispuesto a realizar, de otra forma las consecuencias serían gravísimas para apenas hacerse con la recuperación de un nivel del 1% o 2% a lo sumo de las ventas actuales de la compañía.

La alternativa no está del todo perdida, pues también Marchionne ha señalado que hay que esperar que mejoren un poco más las capacidades de almacenamiento eléctrico, pues sólo así el estándar a utilizar será más universal y se podrá innovar en ese apartado, de otra forma sería como una verdadera lotería.

Para quienes no lo sepan, el proyecto Envi es precisamente uno que presentó en su momento tres prototipos de tipo eléctricos en el año 2008, todos los cuales serían para propósitos distintos, tales como el Chrysler EV (versión como el Voyager), el Jeep EV (un Wrangler eléctrico) y finalmente el Dodge EV (un modelo Lotus de batería). Atravesando un momento de crisis, parecía que el anuncio para ese 2008 de Chrysler por su proyecto Envi obedecía a la necesidad imperiosa de una ayuda gubernamental, razón suficiente como para sacar al mercado a uno de los exponentes y demostrar que no era así, pero no ocurrió.

Con todo, gracias a la iniciativa de Fiat sobre el proyecto eléctrico que tenía entre manos Chrysler (teóricamente hablando), se acaban para muchos las esperanzas de ver a un vehículo de tipo eléctrico salir de las fabricas de los americanos. Seguramente que las cosas cambiarán, pues sólo un iluso podría dejar de ver una oportunidad en este nicho de mercado que crece de forma insospechada, tal y como lo hizo en su momento el nuevo segmento de los llamados “Suv”, coches sobre los cuales no se encontró ningún encanto y que hoy son el mayor tipo de vehículo que se comercializa junto con los compactos.

Agregar comentario