Chrysler podría llegar a una nueva etapa luego de la bancarrota, una donde las ventas pueden paliar el déficit en el que se ha visto sumido.

Productividad Chrysler
Productividad Chrysler

La publicación que ha hecho Chrysler Group LLC no ha sido buena, pues siguen con pérdidas para el segundo semestre, sin embargo, el mismo reporte mostró una ganancia operativa de $183 millones -$40 millones más que el primer semestre- y eso podría significar que las pérdidas pueden reducirse con un aumento en las ventas próximamente.

El buen índice de crecimiento operativo se debió al aumento en las ventas que se observó por los incentivos moderados que entregó a los usuarios la compañía y al aumento en la producción más los excelentes costos introductorios de los vehículos en distintos mercados. Según las palabras del propio fabricante “aún queda mucho trabajo que terminar”, pero aseguró que el cambio es muy positivo y se espera pueda cambiar las perspectivas financieras de la compañía de cara al próximo año 2011.

Aunque las noticias son buenas, los encargados de Chrysler no han cambiado las previsiones para lo que se avecina en el 2010, aunque sí reconocen que puede haber un cambio muy interesante a final de año respecto del aumento de estas cifras. De esta forma, el tercer mayor fabricante de automóviles en Estados Unidos rebajó las pérdidas netas hasta los $172 millones. Los ingresos netos aumentaron en un 8.2%, a $10.5 billones en el segundo semestre luego de transcurridos los primeros tres meses del año.

Sergio Marchionne, CEO de Chrysler, ha dicho a propósito de los resultados que ahora es más posible que nunca seguir el camino hacia el éxito, aunque queda una gran cantidad de trabajo por hacer.

El nivel de ventas llegó a las 407.000 unidades de camiones y autos durante el segundo semestre, cifras alentadoras si se toma en cuenta que en el primer semestre se vendieron 334.000 unidades. El aumento de las ventas rosó el 31% respecto del año anterior, ello mientras la compañía se reestructuraba luego de la bancarrota y la industria subía en un 18% según los datos de Autodata Corp.

Las ventas han provocado que haya escases de nuevos vehículos desde que se salió de la bancarrota, pero así también se comenzó con la producción del modelo renovado del Jeep Grand Cherokee. El desarrollo de los productos se vio reducido por la intención de ahorrar en el proceso de bancarrota. Marchionne dijo que el Grupo Chrysler debe continuar enfocándose en la disciplina y conseguir sus metas.

Agregar comentario