BMW busca el liderato en las ventas con el Serie 5, pero finalmente le salió competencia al comino.

Tras el cambio de esquema que presentó Mercedes Benz con su muy renovada Clase E, de inmediato BMW se resintió en las ventas del Serie 5, cuestión que motivó a reformular el modelo y quedarse algunos meses sin dar batalla en este segmento de vehículos Premium de tamaño medio. Algunos de los inconvenientes que está teniendo el fabricante bávaro frente a Mercedes, es que su modelo es $860 más caro que el Clase E ($49,2010), lo cual considerando ambas mecánicas, es una diferencia a tener en cuenta.

Si bien es cierto que hay quienes no creen que la diferencia de casi $900 sea influyente en las ventas, hay que ver las estadísticas actuales, donde Mercedes evidencia un porcentaje de aumento cercano al 11,2%, mientras que los de BMW siguen abajo con la Serie 5, quienes tratan de defender su condición de ser los más grandes fabricantes de vehículos de lujo del mundo con la sexta generación de su modelo de corte ejecutivo moderno.

La importancia estratégica del BMW Serie 5 es fundamental, ya que representa la quinta parte de todas las ventas a nivel mundial de la compañía, que junto a la Serie 7 hoy entrega el 50% de la ganancias que la marca recibe a nivel mundial.

El modelo de la Serie 5 en su sexta generación fue lanzado para Europa en marzo y para Estados Unidos en Junio del presente 2010, enfrentándose así con los modelos: Mercedes Benz Clase E, Audi A6, Jaguar XJ, Lexus LS e Infiniti M. El precio base del modelo a gasolina es de $41,900.

Agregar comentario