El nuevo sistema de seguridad de Subaru, EyeSight, permitirá detectar con anticipación algún objeto en el camino, avisando con tiempo al conductor para que éste evite el accidente.

La primera vez que fue mostrado el sistema de detección de accidentes fue en el año 2008, en el Subaru Hybrid Tourer Concept, sin embargo ahora los fabricantes sorprenden al mundo entero con una versión renovada del sistema conocida como EyeSight, la que tiene por finalidad escanear la autopista y anticiparse a cualquier tipo de accidente que vaya a ocurrir, algo similar a lo que hace Volvo con su sistema de detección pedestre.

Subaru ya ha dicho que seguirá perfeccionando este sistema de detección y prevención de accidentes para implementarlo en sus nuevos modelos, al que se le conocerá técnicamente como EyeSight. Este sistema utiliza dos pequeñas cámaras que van montadas en la parte superior del habitáculo interior del vehículo, y que constantemente están escaneando el estado del camino y lo que sucede delante del auto. La ventaja de este sistema es que funciona como la visión humana, detectando personas, autos y objetos en el camino, lo que es una ventaja a la hora de evitar los accidentes en carretera, por ejemplo.

La capacidad del EyeSight llega inclusive a detectar la velocidad del objeto, posición y el tiempo de impacto inminente, enviando una alarma a los 63 metros cuando se viaja a 60 km/h o más rápido, momento en que se activan los frenos para evitar el accidente. En caso de que el conductor no reaccione, la potencia de frenado se incrementa a 18 metros del objeto con el que se colisionará.

Otro de los puntos clave que ha tocado el fabricantes de autos japonés, es el de trabajar con la aceleración no intencionada del conductor, para ello dicen que implementan en conjunto un sistema que corta la potencia del motor en un 90% ante un obstáculo en caso de que el conductor reaccione de forma negativa. La idea de Subaru es incorporar el sistema a su nueva línea Legacy, teniendo un costo el EyeSight de $1,070 aproximadamente.

Agregar comentario