La retirada de Porsche Panamera está siendo coordinada, pues a juicio de la NHTSA, el defecto del cinturón de seguridad es grave.

Porsche y la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration) anunciaron la recogida de varios modelos Panamera 2010 por problemas que podrían provocar accidentes a conductores y pasajeros. El problema consiste en el cinturón de seguridad del conductor, el que en caso de accidente podría soltarse y no cumplir con su objetivo.

Los modelos que están incluidos en la recogida para revisión son los Panamera S, 4S y el Turbo, los que en total suman un total de 3.176 unidades. De acuerdo a la NHTSA, cuando el asiento del conductor es movido hacia delante de forma extrema, el mecanismo que lo aprisiona resulta comprometido de forma tal que no funciona. Cuando el asiento está en posición hacia adelante, y ocurre un accidente, se ha detectad que tiende a desprenderse, dejando en total desprotección al conductor.

Este problema ha sido notificado de inmediato y ya se están realizando las labores tendientes a arreglar el problema que, en caso de una colisión, podría permitir un grave daño para el conductor. Porsche está en espera de anunciar el calendario de recogida de los modelos con defectos y anuncia además que ya existe un mecanismo accesorio por medio del cual se previene este problema.

Agregar comentario